5.000 fincas: un reto de crecimiento en tiempos de COVID

¿Cómo se adaptó Farmable para impulsar el crecimiento durante la pandemia de COVID-19?

3 de junio de 2020. En medio de la pandemia de COVID-19, las restricciones que afectaron los desplazamientos y la incertidumbre sobre el futuro, nuestro equipo se reunió para hablar sobre cómo serían los próximos 12 meses.

Por un lado, la agricultura es muy tradicional y sigue estando menos digitalizada que otros sectores en el mundo. Por otro lado, en los últimos años hemos sido testigos de un interés renovado por las soluciones digitales en diversas actividades del sector como la agricultura inteligente, la agricultura vertical, el secuestro de carbono, internet, etc. El sector está listo para el cambio.

El agricultor, en cambio, está cansado. Ha visto ir y venir olas de "cambios" sin percibir una mejora notable para la comunidad en su conjunto. Sí, muchas fincas de gran tamaño han percibido mejoras en el hardware y software gracias a una digitalización que está en auge. Sin embargo, esto no ha sido así en la mayoría de las fincas de frutas y verduras y, como resultado, han tenido que buscar soluciones para poder gestionar sus explotaciones.

Se percibe un ligero escepticismo y una sensación de "haber estado antes ahí" en lo que respecta a la tecnología. Como Lars Petter (nuestro fundador) comentaba en su blog, a menudo el agricultor, la persona para quien se diseña la solución, no está sentado en esa mesa. Las soluciones se crean y más tarde se implementan, dejando que el agricultor organice sus flujos de trabajo para que se adapten al software.

Esta forma de pensar tenía que cambiar y estábamos convencidos de que teníamos la solución perfecta para ello. Diseñado por productores y con el objetivo de cubrir las necesidades concretas de los productores de cultivos leñosos, creamos Farmable: una aplicación móvil, fácil de usar y fácil de configurar en dispositivos móviles. Contrastaba con la práctica predominante en la industria de software más complejo y costoso impulsado por un proceso de ventas a base de demostraciones.

La idea era ir directamente al principio del proceso: cómo se toman los datos. Había que hacer algo fácil, intuitivo y, a diferencia de las prácticas predominantes del sector, ¡gratuito! Queríamos que todos los agricultores del mundo, no solo las fincas más grandes o con conocimientos de tecnología, se beneficiaran y se prepararan para el futuro parón que se avecinaba.

En cambio, ahí estábamos, con el mundo entero parado. ¿Cómo seguimos con nuestra misión de reinventar la gestión de datos y difundir el mensaje si ni siquiera podemos reunirnos con la gente?

Creemos que los agricultores prefieren que se les conozca en persona. ¿Y qué podemos hacer nosotros para generar confianza e impulsar este cambio?

La verdad es que fue todo un desafío... pero también una oportunidad.

En cierta manera, nos obligó a adquirir nuevos métodos para generar conciencia y llegar a los clientes.

En una estrategia por abarcar varios frentes, decidimos comenzar a probar soluciones digitales para:

1. Generar conciencia
2. Impulsar la transformación
3. Construir relaciones
... y todo ello virtualmente.

Participamos en eventos virtuales y seminarios web, aprovechamos las redes sociales, los medios impresos y digitales, el análisis de los clientes, las videoconferencias a través de herramientas como Zoom, Google Meet, etc. ¡Nuestra aplicación pasó de estar en 2 idiomas a 5 idiomas! Añadimos funciones de marketing en varios idiomas. Al usar un marketing ágil y una experimentación rápida, tuvimos la posibilidad de probar muchas cosas. Y no todo funcionó. Pero, por otra parte, tampoco todo falló. En cualquier caso, aprendimos, nos adaptamos y crecimos.

Todo era nuevo para nosotros y pudimos ver que también era nuevo para nuestros clientes.

Sin embargo, nos sorprendió la increíble transformación digital en términos de comunicación que se ha producido ya entre los agricultores. Desde Australia hasta el Reino Unido o Sudáfrica. En todos los continentes, productores y asesores se han transformado y adaptado a la pandemia. Desde el uso de grupos de Facebook y WhatsApp, hasta el uso específico de herramientas como Telegram. Desde la prevalencia de YouTube hasta la comodidad de los grupos de productores regionales. No hay un formato único.


Los resultados después de un año: crecimiento 10 veces mayor en la adopción de fincas, construcción de una comunidad de 5000 fincas en 127 países de todo el mundo (y seguimos sumando), solicitud activa de comentarios de nuestros usuarios e incorporación acelerada de comentarios en el producto en sí, más de 41.000 km rastreados, 20.000 campos mapeados, 12.000 trabajos registrados, 10.000 notas creadas y mucho más.

Equipo Farmable (L-R): Elena Guillen Alvarez, Kaye Hope, James Larsen, Russell Davison, Lars Petter Blikom, Max Bangen, Vidhi Kumar

El camino que hay por delante es emocionante e incluso más desafiante que el camino que ya hemos recorrido. Próximamente nos centraremos en la capacidad de determinar la rentabilidad por campo, una pregunta clave de los agricultores. Al rastrear todas las actividades, los costes y la cosecha por campo, estamos cambiando la forma en que los agricultores interactúan con sus datos y, por lo tanto, los preparamos para que, en el futuro, saquen provecho de esa información tan valiosa que en estos momentos se encuentra dispersa en diferentes sistemas o que simplemente se pierde.

Los agricultores nos han conocido o han oído hablar de nosotros a través de distintas fuentes. El uso activo y el boca a boca positivo han sido la clave para apostar por nuestro producto. Su confianza en nosotros solo ha fortalecido nuestra decisión de seguir avanzando en nuestra misión de empoderar a los agricultores de todo el mundo.

    Tags: costos, Equipos y Partes de Horas, farm management, ingresos, orchard management, profitability per field, rentabilidad por campo, teams & timesheets

    ¡Ey! Mi nombre es Elena. Soy la Directora de España en Farmable. Durante el día, paso la mayor parte del tiempo hablando con productores españoles y de habla hispana, para aprender más sobre sus ideas, comentarios y desafíos. Mi objetivo es comprender mejor cuáles son los retos que enfrentan los productores de frutas en su día a día y cómo pueden utilizar la tecnología para resolverlos hoy, así como preveer cuáles serán sus necesidades de software de gestión de fincas en el futuro.

    What to read next